Hijos de Padres Separados. Ideas claves.

Cuando una pareja decide dejar de convivir teniendo hijos, aún a pesar de ser doloroso en un principio, es la mejor opción antes de seguir haciendo sufrir a los niños y con un sinfín de problemas: discusiones, mal ambiente, desatención…

A los niños les cuesta menos adaptarse, si entienden bien que sus padres han dejado de convivir juntos pero que siguen siendo amigos y que por supuesto quieren lo mejor para ellos,

demostrándoles que ellos no son la causa de la separación, que son muy importantes y darles  realmente amor!

Los hijos por el contrario no deben aprovecharse de la situación, haciendo sentir culpables a los padres exigiendo cada vez más atención o exigiendo interminables listas de compensaciones materiales o privilegios…como chantaje emocional al rompimiento familiar.

Aprender a dosificar y a ganarse los premios y hacerles entender que aunque papá y mamá no están juntos, están ahí… y que esto no significa que ellos no tengan que cumplir con sus responsabilidades y obligaciones como hijos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *